Chat WhatsApp

Cuando tenemos un perro, la importancia de los antiparasitarios es de vital necesidad para mantenerle protegido de parásitos y otras bacterias que pueden ocasionar enfermedades graves, además de que algunas plagas como las pulgas pueden ser muy molestas para tu mascota.

Tipos de amenazas parasitarias en el perro

Existen distintos tipos de parásitos externos que pueden afectar a tu perro como pulgas, garrapatas, mosquitos y hasta piojos. Estos parásitos pueden traer consecuencias graves e, incluso, afectar a las personas (zoonosis). Veamos a continuación qué riesgos y afecciones pueden ocasionar estos parásitos.

Pulgas

Las conocidas pulgas son insectos de color marron claro u oscuro con un tamaño que varía entre 1 y 6 milímetros. Pican y succionan la piel para alimentarse de la sangre de los animales y los humanos. Existen más de 2000 tipos de pulgas y la infestación se produce por contacto con otros perros o animales infectados, pudiendo poner 30 huevos diarios. 

Su pequeña picadura es molesta para la piel y algunos perros pueden sufrir una reacción alérgica que haga que se rasque demasiado pudiendo crear pústulas, costras y heridas que pueden infectarse fácilmente y ocasionar un problema mayor. Además, transmiten enfermedades por lo que, aunque sea un parásito común, hay que evitarlo utilizando collares antiparasitarios, sprays, champús, lociones, comprimidos o pipetas que causan rechazo a las pulgas.

Si un cachorro tiene pulgas, puede padecer anemia, ya que los nutrientes son succionados por las pulgas a través de la sangre.

Garrapatas

Las garrapatas son considerados ácaros que pueden encontrarse en todo el mundo. Existen dos clases; las garrapatas duras que pueden encontrarse en cualquier parte del cuerpo y las garrapatas blandas que es común encontrarlas en las orejas al no disponer de un caparazón duro como las primeras. Una vez pican la piel, se quedan enganchadas succionando para sobrevivir pues su alimento es la sangre. 

Transmiten enfermedades que pueden ser mortales para los perros, por eso es necesario eliminarlas cuanto antes. Los síntomas en el perro son rascarse demasiado o incluso intentar morder una zona concreta ya que la garrapata le ocasiona un picor y escozor constante muy molesto. Las zonas favoritas de las garrapatas son el cuello, las orejas y las ingles ya que la piel es más fina. La saliva de la garrapata contiene sustancias que pueden adormecer y paralizar la zona donde han picado y, con el tiempo, la parálisis completa si no se retira el parásito.

Es importante no arrancar la garrapata de golpe, pues la boca se queda dentro y vuelve a crecer. Es necesario utilizar algún repelente que haga que la garrapata se aturda y suelte la boca para poder quitarla sin sufrir ese riesgo. La mejor opción es utilizar una pinzas especiales sujetando lo más cerca posible de la boca de la garrapata y tirar suavemente. Posteriormente, desinfecta y limpia la picadura con agua oxigenada. Además, existen distintos remedios naturales para eliminar garrapatas como el zumo de limón, la manzanilla o el vinagre de manzana.

Mosquito flebotoma (Leishmaniosis)

La leishmaniosis es una enfermedad que se contagia por la picadura de un insecto, un mosquito llamado phlebotomus perniciosus que pica a un perro infectado y luego a uno sano. De este modo se transmite la enfermedad de un perro a otro. Pero si el perro ha sido protegido de forma eficaz, el mosquito ni siquiera se acercará al él. 

Los síntomas de esta enfermedad pasan por lesiones en la piel en cualquier parte del cuerpo, afecta a los riñones, sangrado nasal e, incluso, artritis. Por eso es común que, al acercarse a la edad avanzada, se realice una prueba para detectar la leishmania o el contacto con el parásito, pues es una enfermedad en la que se necesita de un sistema inmunitario fuerte capaz de hacer frente al parásito. Cuanto más mayor sea el perro, más difícil será que no desarrolle la enfermedad a pesar de que siga un tratamiento. Si el tratamiento funciona, se debe vigilar bien al perro de otras enfermedades ya que el sistema inmunitario se habrá visto debilitado de forma crónica pudiendo recaer fácilmente.

Desparasita a tu perro con distintas soluciones

En nuestra tienda encontrarás distintos productos para proteger a tu perro de esas amenazas, en distintos formatos o soluciones como sprays, pastillas o pipetas. 

Antiparasitarios externos

Pipetas
Liberan extractos repulsivos contra pulgas, garrapatas y otros insectos y son las más eficaces contra el mosquito de la leishmania. Debes consultar con un veterinario previamente ya que puedes ocasionar un shock anafiláctico a tu mascota si le administras una dosis errónea y morir en minutos. La dosis adecuada depende del animal, de su peso o tamaño.
Collar antiparasitario
Libera deltametrina de forma constante sobre la capa lipídica de la piel, evitando la picadura de los insectos que hemos mencionado con una duración de 4-6 meses. Se debe cambiar el collar llegando a su caducidad pues deja de hacer efecto.
Sprays, champús y lociones
Los sprays actúan contra pulga, garrapatas, mosquitos y ácaros. Simplemente aplicar sobre el animal y las zonas favoritas de los parásitos, evitando mucosas.

Antiparasitarios internos

Comprimidos o pastillas: Tu veterinario te recomendará desparasitar internamente al perro cada 3 meses, puede darte él la pastilla o comprarla en nuestra tienda sin olvidarte de consultarlo previamente con tu veterinario.

Utiliza varias soluciones a la vez para asegurar la eficacia de la protección, sin olvidar consultar al veterinario para que te aconseje cual es la mejor protección antiparasitaria para tu mascota.

ENVÍOS ¡GRATIS! A PARTIR DE 35 € Y ADEMÁS...

Pago con tarjeta de crédito y débito

Ahorra sumando puntos en cada compra

Pago de forma segura con Paypal

Este producto se envía en 24/48 horas

Comentarios (0)

Producto agregado a la lista de deseos
Producto agregado para comparar

Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.