Chat WhatsApp
Perros senior y sus síntomas

Perros senior y sus síntomas de envejecimiento

Descubre cuando llegan los perros a su etapa Senior (edad avanzada) y cuales son los síntomas de envejecimiento de los perros.

Todos los perros no son iguales y según su tamaño llegan a la etapa de perro senior y sus síntomas a diferente edad. Un perro mayor necesita un cambio de alimentación y de actividad que se adapte a las necesidades de esta etapa para que se mantenga sano durante todos los años de vida que aún le quedan.

Igual que un cachorro tiene unas necesidades que han de adaptarse a una etapa de mayor actividad y una nutrición adecuada para beneficiar un desarrollo óptimo, también se deben evaluar las necesidades generales y específicas del perro senior, dependiendo si sufre o no de alguna patología o enfermedad típica de la edad.

¿A qué edad empieza la etapa senior del perro?

Por la fisiología del perro según su tamaño o raza, el perro llega a la edad senior a diferente edad. Veamos las diferencias de edad según el tamaño del perro.

Los perros pequeños son los que más tarde llegan a la edad avanzada siendo ésta de 8 años. Suelen ser perros más longevos que perros grandes o medianos, pero los efectos del envejecimiento pueden aparecer antes.

Los perros medianos llegan a su etapa senior alrededor de los 7 años y los perros grandes, debido a su gran tamaño alcanzan dicha etapa a partir de los 6 años. Las razas grandes son las que tienen más riesgo de padecer más pronto enfermedades típicas de la edad avanzada, como la artrosis o las cataratas.

¿Cuales son los signos de envejecimiento en los perros?

Aunque puedes ver que tu perro llegada a la edad senior no padece ningún signo de envejecimiento, es recomendable adaptar su nutrición para retrasar los signos del envejecimiento antes de que empiecen a aparecer.

Además, puede ocurrir que tenga leves síntomas pero no te des cuenta hasta un tiempo más tarde. La mejor forma de saberlo es observar a tu perro si tiene algún síntoma físico o de conducta que te explicamos a continuación.

Síntomas físicos de envejecimiento

Problemas cutáneos
La piel puede empezar a sufrir reacciones alérgicas al volverse más sensible y las uñas también pueden verse comprometidas siendo más frágiles y romperse fácilmente, además de crecer anormalmente.
Pelaje
Aparecen canas, normalmente, empezando por el hocico y belfos (labios superiores de la boca). El pelaje se vuelve más áspero, pierde brillo o cambia de color.
Pérdida de visión
Es común que el cristalino se empiece a ver más opaco, signo de que empiezan a aparecer cataratas en sus ojos.
Pérdida de olfato
Lo notarás porque tu perro ya no olisquea ni rastrea con su hocico como lo hacia antes. A medida que pasa el tiempo, te parecerá que pierde el interés, pero es porque ya no tiene un sentido del olfato tan agudo.
Pérdida de audición
Es un síntoma fácil de detectar, porque notarás como no responde o tienes que repetir más veces cuando llamas a tu perro o no responde con sonidos a los que antes sí reaccionaba.
Problemas buco-dentales
Aparece sarro o placa dental que se hace más difícil eliminar, mal aliento e, incluso, gingivitis o sangrado en las encías al masticar.
Pérdida de peso o masa muscular o sobrepeso
Debido al cambio del metabolismo o enfermedades graves que afectan a la pérdida de peso involuntaria. El sobrepeso u obesidad es más probable al realizar una menor actividad, una vida más sedentaria y consumir más grasas de lo necesario por una mala alimentación en su edad.
Enfermedades típicas de la edad
Problemas respiratorios, cardíacos, artrosis o artritis, enfermedad renal o hepática, problemas urinarios como incontinencia, problemas intestinales o digestivos como estreñimiento o flatulencias, entre otros. Es decir, existe una pérdida de control del esfínter.

Síntomas psicológicos y cambios de conducta

Alerta mental reducida
El perro puede empezar a tardar más en reaccionar a los estímulos externos e, incluso, ver como se desorienta.
Problemas del sueño
Trastornos del sueño como despertarse muchas veces durante la noche y dormir mucho durante el día.
Disminución de la actividad
Ya no corren o juegan durante tanto tiempo o se cansan antes debido a la degeneración articular. Los perros grandes, por el alto peso que deben soportar sus patas, suelen padecer dolor articular antes que los perros pequeños o medianos.
Pérdida de los hábitos de aseo
Ya no se lavan tanto el pelaje, patas, cabeza como solía hacerlo antes.
Cambios de conducta
El perro empieza a hacer cosas que antes no hacia, gruñir a personas u otros perros, empezar a hacerse pis en casa cuando nunca antes lo había hecho, además de sufrir enfermedades mentales como, por ejemplo, la demencia senil canina.

Consulta con tu veterinario en cuanto veas cualquiera de estos síntomas para que pueda asesorarte o darte indicaciones a seguir en su alimentación y actividad diaria.

De todos modos, es muy importante realizar un chequeo a tu mascota llegada esta edad para valorar su estado una vez llega a la edad senior. Algunos síntomas son más sencillos de tratar y, otros, necesitan tratamiento específico para mantener controlada su afección o enfermedad.

Para ver las necesidades nutricionales del perro senior lee el artículo Necesidades nutricionales de un perro senior. 

ENVÍOS ¡GRATIS! A PARTIR DE 35 € Y ADEMÁS...

Pago con tarjeta de crédito y débito

Ahorra sumando puntos en cada compra

Pago de forma segura con Paypal

Este producto se envía en 24/48 horas

Comentarios (0)

Producto agregado a la lista de deseos
Producto agregado para comparar

Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.